hypanis.ru La desocupación de los lugares de trabajo y piquetes | PMDLAbogados

News

La desocupación de los lugares de trabajo y piquetes

Recientemente se produjo la desactivación de un piquete laboral mediante la intervención de la Policía por orden de un Fiscal.

De acuerdo a la información de prensa trascendida, FUECYS (Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios) realizó piquetes en varios supermercados, en reclamo de avances de la negociación en los Consejos de Salarios.

El 26 de setiembre pasado, un Fiscal ordenó, tras el llamado de la empresa, la desobstrucción del acceso, tanto a clientes como empleados no adherentes a la medida, por parte de la Policía.

Conviene recordar entonces el régimen en materia de ocupaciones de lugares de trabajo y piquetes.

El piquete supone la obstrucción de la libre circulación de trabajadores, vehículos y objetos en las inmediaciones del lugar de trabajo. Como señala Eduardo AMEGLIO “suele ser una medida tendiente a facilitar o mantener la ocupación de los lugares de trabajo. La ocupación y el piquete son dos medidas que se complementan y que la experiencia indica que se dan casi en forma simultánea en el tiempo” y que “toda ocupación se complementa con el piquete, ya sea para lograr el total dominio y posesión del lugar de trabajo, como para mantener el control de la ocupación.”.

Recientemente, el Decreto N° 76/017 reguló la obstaculización de calles, caminos o carreteras, no solo con propósito laboral. En tal sentido se dispone que el Ministerio del Interior dispondrá las medidas pertinentes, a través de la autoridad policial, a efectos de asegurar la libre circulación, el orden público y la tranquilidad.

Sin perjuicio de ello, el artículo 4° establece que dicha intervención no está permitida en caso de situaciones previstas por el artículo 57 de la Constitución, esto es en situaciones de huelga. Se entiende que dicha disposición es ilegal en cuanto el piquete no sería una modalidad de huelga y que el art. 168 de la Constitución y las leyes policiales otorgan al Ministerio del Interior la competencia para garantizar la libre circulación sin excepción alguna.

En todo caso, incluso si se entendiera que el piquete constituye una modalidad de huelga lícita, no se puede reglamentar el derecho constitucional mediante un Decreto sino que debería hacerse a través de una Ley.

En cuanto a las ocupaciones, el Decreto N° 145/005 del 2 de mayo de 2005 derogó el N° 512/966 que permitía el desalojo por parte del Ministerio del Interior. Posteriormente el Decreto N° 165/006 de 30 de mayo de 2006 reguló, entre otras cosas, la ocupación del lugar de trabajo como ejercicio del derecho de huelga.

La doctrina se encuentra dividida entre si estas son modalidades lícitas de la huelga o no. De todas formas, el instrumento efectivo a efectos de la desarticulación de dichas medidas ha sido siempre la decisión judicial a través de la acción de amparo (juicio abreviado y sumario) en donde se pondera el derecho de los trabajadores sindicalizados versus la libertad de empresa del empleador y el derecho al trabajo de los no adherentes a la medida.

 

Ilustración: Carolina Faget | caritofaget.com